¡Ahorrar es una realidad!

Ante los retos económicos del presente y del futuro, una alternativa que te agradecerá el bolsillo familiar es guardar voluntariamente una porción de tu ingreso para el futuro. Es decir, tener el hábito de AHORRAR.

Para viajar, estudiar, darse el “gustico” o incluso atender gastos imprevistos, el ahorro es la mejor opción para lograrlo y un gran beneficio para las finanzas personales.

El 10% del ingreso mensual es lo mínimo que se debería ahorrar y para este fin, en las entidades financieras se encuentran productos como:

Cuenta de Ahorros:

Puedes depositar dinero en cualquier momento (salario o ingresos extras), recibes los intereses definidos por el banco y puedes retirar los recursos cuando los necesites.

CDT´s:

Depositas un monto de dinero por un tiempo acordado con tu banco (de 30 a 540 días), recibes intereses más altos que en una cuenta de ahorros y sólo puedes disponer del dinero al terminar el plazo acordado.

Cuenta AFC:

Obtienes beneficios tributarios por depositar los recursos que usarás para comprar vivienda, pagar la cuota inicial o las cuotas del crédito hipotecario.

Bolsillos de Ahorro:

Es una alcancía virtual que abres por la aplicación o web del banco, permite ahorrar con metas definidas dentro de la propia cuenta de ahorros, programar depósitos automáticos o consignar en cualquier momento.

Ahorrar es una inversión, y si tienes un dinerito extra hay instrumentos financieros que implican riesgos pero a cambio obtienes mayor ganancia y están al alcance de todas las personas.

Fondos de inversión:

Se constituye por un monto de dinero que es aportado por varias personas y es administrado y gestionado por una sociedad vigilada por la Superintendencia Financiera. El dinero se invierte en acciones, bonos, entre otros.

Acciones:

Son las partes en las que se divide el capital de una empresa o una entidad financiera y las puedes adquirir o vender en la Bolsa de Valores, por medio de un comisionista de bolsa.

El reto es aprender a usar el presupuesto, de tal manera que el dinero que te sobre luego de tener definidos los gatos sea destinado para el ahorro y no se quede en la lista de propósitos o intentos, sino que sean acciones contundentes.

¡En AV Villas Educación Financiera para tod@s!